Conservación

Karukinka representa un nuevo modelo para la conservación de la biodiversidad, basado en la interacción público-privada y también local-global, gracias a la particular alianza entre WCS y Goldman Sachs. Esta relación nos permite fomentar la participación nacional e internacional para el desarrollo de nuevos mecanismos de sustentabilidad económica y ecológica para tareas de conservación.

Estas tareas consideran cinco aspectos globales:

-Prevenir las amenazas directas hacia la vida silvestre acuática y terrestre.

-El control de especies exóticas.

-Investigación y monitoreo.

-La promoción de la conservación de ecosistemas más allá de Karukinka.

-El desarrollo de políticas económicas sustentables que consideren, entre otras, la colaboración profesional con la comunidad local de Magallanes y otros lugares.

Para esto, nos comprometemos a articular esfuerzos y acciones nacionales y trasandinas en relación con la cobertura y distribución de las áreas de protección, el fortalecimiento de la investigación científica y la educación ambiental. Entre los proyectos emblemáticos que ilustran este trabajo podemos nombrar:

-Proyecto de Conservación del Guanaco en Tierra del Fuego.

-Proyecto de Conservación del Huemul.

-Proyecto de Conservación de Turberas.